Corrupción transversal: Concejales del PP de Lorca imputados en el caso Limusa de corrupción del PSOE

Dos ex concejales del PP en el ayuntamiento de Lorca, Jesús López Molina y Fernando Otálora Muñoz, han declarado hoy durante algo menos de una hora, en calidad de imputados, ante el juez instructor del caso Limusa, que investiga una supuesta trama de corrupción en esta empresa municipal de limpieza.
Los ex ediles han comenzado a prestar declaración, a petición del fiscal, pasadas las diez de la mañana, aunque llegaron al Juzgado Número Cuatro de Lorca una hora y media antes, para eludir a los periodistas y reporteros gráficos situados en la puerta del edificio para esperar su entrada.
Los ex concejales y su abogado han abandonado el juzgado poco antes de las 11 horas.
Junto los antiguos concejales del PP también prestarán hoy declaración ante el juez Sergio Romero un funcionario del ayuntamiento de Lorca, que ya lo hizo el pasado 25 de noviembre, y, en calidad de testigo, el director de una oficina bancaria.
Con las imputaciones de los ex ediles del PP la lista de imputados en el caso desde que comenzó la instrucción asciende a 18, entre los que se encuentran ex cargos públicos del PSOE y del PP, además de seis funcionarios del ayuntamiento de Lorca y del ex interventor municipal.
Durante la fase de instrucción del caso, para el que el pasado julio se levantó el secreto de sumario, fueron detenidos, y posteriormente puestos en libertad con cargos, el ex alcalde de Lorca, Miguel Navarro, y los ex ediles Jesús Molina, Manuel Sevilla y Manuel Miras, todos del PSOE.
También fueron detenidos y puestos en libertad el ex gerente de la empresa Limusa, considerado principal cerebro de la trama, Francisco Gil, y un notario, un dentista, un corredor de seguros, dos empresarios y el director de la sucursal de una caja de ahorros.
Además entre los imputados se encuentra la esposa del ex gerente de la empresa de limpieza, también trabajadora de Limusa, que prestó declaración ante el juez el mes pasado

Más corrupción de la casta política: Detenido el ex alcalde de Lorca como presunto implicado en la trama de la empresa de limpieza

Otro miembro de la oligarquía política detenido por corrupción

Otro miembro de la oligarquía política detenido por corrupción

El ex alcalde de Lorca Miguel Navarro, del PSOE, ha sido detenido hoy por agentes de la Policía Nacional como presunto implicado en la trama de corrupción destapada en marzo en el seno de la empresa municipal de limpieza de Lorca, Limusa, por la que también ha sido detenido hoy el ex edil socialista Jesús Molina, han confirmado a EFE fuentes policiales. Navarro ha sido detenido en su casa por los agentes poco antes de las 07:45 horas, de forma paralela a la detención de Molina, que fue concejal delegado de la empresa municipal de limpieza entre 1999 y 2003.
Con las detenciones de Navarro y Molina ya son ocho las que se producen en el marco de la trama Limusa: la primera fue la del ex director de la empresa, Francisco Gil, que permanece en prisión provisional desde marzo acusado de malversación y delitos contra la hacienda Pública y ayer otras cinco personas fueron detenidas por su presunta relación con delitos fiscales.
De los cinco detenidos ayer, un notario, un ex concejal del PSOE, un dentista, un corredor de seguros, y el ex interventor del ayuntamiento de Lorca, todos han quedado en libertad con cargos pero sin fianza, con excepción del último, que aún no ha prestado declaración ante el juez.
El ex alcalde de Lorca permanece esta mañana en las dependencias de la Comisaría de Policía de Lorca junto al ex edil a la espera de que sean puestos a disposición del magistrado Sergio Romero, juez instructor del caso, en el que tiene competencias el Juzgado Número Cuatro de Lorca y sobre el que está decretado el secreto de sumario.

El aborto en Molina de Segura se dispara

Escudo de Molina de Segura

Escudo de Molina de Segura

Según la concejal, del partido socialista de Molina, Lola Ferre, «si atendemos sólo a los datos sobre Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE), concertadas a través del Servicio Murciano de Salud para Molina de Segura, las cifras del año 2007 fueron de 172 y hasta julio de 2008 de 165».
Resulta sorprendente que para un miembro del PSOE el hecho de que las cifas de abortos se disparen supongan un problema. Más sorprendente resulta que diga que si sumamos a éstos  los abortos provocados practicados en clínicas privadas se«dispararían alarmantemente» estas cifras, pues una de las razones por las que su partido promueve(si no la principal) la nueva ley del aborto es para garantizar el negocio de esas clínicas privadas, regentadas en muchos casos por socialistas o comunistas.
Como solución al problema la edil socilista vuelve a insistir en las políticas fracasadas de promoción de la promiscuidad entre adolescentes con la falsa protección del preservativo y el aceso libre a medicamentos abortivos.
Mientras el gobierno regional prefiere pagar a las clínicas abortistas con nuestro dinero para que terminen con la vida de bebés, a gastarse ese dinero en ayudar a esas madres a tener a sus hijos.
Recordemos que la Región de Murcia está en la posición número 3 de entre las Comunidades Autónomas con más aborto, después de Madrid y Baleares en el año 2007.
Y recordemos que hace más de un año que está pendiente de tramitación en la asamblea regional la ILP del Foro Murciano de la Familia de la Red Madre en defensa y apoyo de la mujer embarazada en riesgo de aborto. Tal vez varias o muchas de esas 337 vidas que el Servicio Murciano de Salud ha enviado a ser destruídas en abortirios con cargo a nuestro dinero se hubieran salvado destinándolo a ayudar a esas madres y promoviendo esa Red Madre que tiene paralizado el Gobierno Regional.